lunes, 19 de febrero de 2007

valle de Ayora y Cofrentes

Vuelvo de un fin de semana en Ayora. Estos días los he pasado visitando el valle de Cofrentes, que engloba los pueblos de Ayora, Jalance, Jaraciel y Cofrentes.
Ayora es un pequeño pueblo, que se encuentra casi fuera de la provincia de Valencia. De hecho la mejor forma de llegar es por la autovía hacia Albacete, hasta llegar a Almansa, donde dejaremos ésta para coger la salida que sube a Ayora.
La zona del valle de Cofrentes, es un entorno a medio camino entre las extensiones de la cercana Castilla, y el monte mediterráneo. Creándose un hábitat bastante peculiar, que nos puede recordar, según donde estemos a una u otra provincia.

Nosotros nos centramos en visitar los valles de los dos ríos que hacen de límites naturales del valle. El Júcar y el Cabriel.


El Júcar a esta altura no lleva mucha agua, pero la espectacularidad de las paredes (foto de arriba) que rodean el valle y las pequeñas pozas de agua cristalina (la primera foto del post) son reclamo suficiente para una visita.

El acceso es muy sencillo desde el pueblo de Jalance, incluso en coche, con el que puedes llegar prácticamente dentro del mismo valle. Una vez abandonado el coche, la zona se presta a un paseo siguiendo todo el rato el cauce del río, hasta donde nos apetezca. Eso sí, cuanto más arriba, más agreste el recorrido, por lo que cada uno deberá decidir hasta donde quiere llegar.

El Cabriel, es a esta altura todo lo contrario, un gran caudal de agua, que nutre dos centrales eléctricas y como no la omnipresente central nuclear de Cofrentes. Que se puede ver casi desde cualquier punto del valle, o por los menos las dos gigantes chimeneas de vapor de agua que no nos dejan olvidar su presencia.

El Cabriel, es el principal afluente del Júcar, y se une a éste a la altura de Cofrentes. Así como el valle del Júcar se encuentra ligeramente escondido y es de acceso más complicado, el Cabriel-Júcar es aquí de muy fácil acceso y localización, cuenta con gran cantidad de sendas para circular cómodamente en bicicleta de montaña, y el rió llama a realizar actividades acuáticas de todo tipo, ya sea relacionadas con la pesca o con el deporte de aventura.

Dos consejos, uno bueno, el mapa de cartografía militar nº 754 - Jalance. Y otro malo, desconfiar de los alojamientos rurales Palaz y Villa de Ayora, que no pienso enlazar. Las instalaciones son correctas, pero mucho ojo con el encargado, un tal Waldo, que con su mezquina actuación y trato puede llegar a amargarte la excursión.

2 comentarios:

bri dijo...

Igual ya te lo he dicho, pero estas entradas son mis favoritas...

Por cierto, es verdad la mala sombra que puede tener alguna gente (y lo encantadores que pueden ser otros); hasta ahora nunca he pedido el libro de reclamaciones, pero hay veces que he estado en un tris :).

mensajero dijo...

jajaja, a mi tb me gustan estas entradas, porque siempre son después del viaje. Me viene bien visitar sitios nuevos, como a ti supongo, por lo que cuentas en tu blog.

Yo nunca he pedido el libro de reclamaciones, soy de enfado fácil pero muy breve, no sé si debería haberlo hecho... bueno, a ver si encuentro en valencia las tortas de ines rosales (si no entendéis esto último visitar su blog).

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-Noncommercial 2.5 License.